Nuestra entidad no pudo concurrir a la reunión que se realizaba  debido a los daños provocados por dos días de zonda les fue imposible a las personas asignadas hacer otra cosa más que quedarse a ordenar las perdidas que ocasionó el viento.
Solamente queremos comunicar con referencia al tema que se iba a tratar en esta reunión tres problemas a resolver que si tienen que ver con el mosto.
La reconversión hecha en el Valle de Uco que dio como resultado que el varietal abarque la totalidad de las uvas existentes, consideramos que destinar un porcentaje de la producción a mosto no tiene sentido. La ingeniería diseñada a través de los cupos, porcentajes no tiene mayor sentido y a veces muchas bodegas incurren en el delito de realizar vino con esa uva que tenía que ir a mosto.
La solución de los excedentes vínicos desde nuestra óptica hay que empezar a resolverlo de otra manera: Primero hay que pagarle de contado la uva al productor, dentro de los 30 días de entregada la uva ya debería haber cobrado, entonces tienen el dinero para pagar sus gastos, en donde está incluida la corresponsabilidad gremial e irrigación, etc.
A partir de esta realidad es fácil concluir que el productor se evitará gastos como el pago de intereses por atraso de vencimientos, pago y juicios iniciados por incumplimiento de los mismos; un botón demuestra; tenemos un productor que gestionó un crédito de cosecha y acarreo en FTyC  que tardaron 3 meses en dárselo y él se demoró 3 meses en cumplir con ese crédito en tiempo y forma  por el que le cobraron $15000 de interés. Esta asimetría se evitaría si el crédito de cosecha y acarreo lo toma el bodeguero no el productor y obligamos a este a pagar dentro de los 30 días.
Concentración económica, reconversión y claridad en la cadena comercial son las cosas que debemos resolver mientras vamos resolviendo el acuerdo Mendoza-San Juan.

Método:
Las reuniones hay que hacerlas en los oasis, que vengan los funcionarios que es más fácil que viajen ellos y no los productores y la reunión cumbre definitiva acordar el lugar. De esa manera legitimamos con mayor amplitud las decisiones.

Objetivo:
No hacer más vino con uvas rosadas pero también es cierto que no todas las rosadas podrían ir a mosto solamente;  tenemos que hablar de legislación, ley de edulcorante. Tampoco es cierto que todas las uvas se tengan que convertir en Malbec como la legisladora nacional que supimos conseguir.
El primer aspecto que hay que modificar es la capitalización del productor primario y en segundo lugar una reconversión realizada con investigación, inteligencia y recursos.
Esta es la primer entrega de un problema que nos llevará tiempo resolver pero hay que hacerlo.