A la manifestación se suma General Alvear y el Este de Mendoza

La consigna “la 7722 no se toca” nos habla del consenso social que habilita su defensa. La Comisión de la Sociedad Rural del Valle de Uco, a través de este comunicado, explica por qué se organiza un Camionetazo para defender la Ley 7722 y cómo será.

Quienes sostienen la Ley 7722 no ignoran (sino todo lo contrario) las diversas opiniones científicas que demuestran el alto riesgo que la industria de la minería genera. Una industria que usando los componentes químicos que proponen, colocan en riesgo la calidad de nuestras aguas.

Alguien dijo que las relaciones económicas eran relaciones de poder; esto se evidenció en las vergonzosas  intervenciones en las audiencias públicas que se realizaron para modificar la Ley 7722: básicamente no hablaron para defender lo que presentaron.

Por otra parte, es claro que la pauta marca el compromiso de los medios periodísticos más leídos y escuchados de Mendoza: fue notable la ausencia de medios y las nulas entrevistas a quienes defienden la ley ambiental 7722.

Señores legisladores, ustedes con su voto pueden destruir o mantener el rumbo de una Ley que tuvo diez impugnaciones y que la Suprema Corte de Justicia hizo a un lado, dejándola intacta y reafirmándola. Una Ley que es acompañada por juristas, científicos, organizaciones sociales y un sector no menor, la producción primaria.

La producción primaria es la primera en recibir el agua que viene de nuestra cordillera, por eso acompaña y defiende esta Ley; y lo hace con toda su fuerza. El camionetazo que organizamos no tiene carácter partidario, pero tiene un profundo llamado a la política, es decir, a quienes nos representan.

Por ello destacamos lo siguiente: somos la segunda economía regional del país (en relación a la medida en inversión  que hace el productor) pero tenemos innumerables problemas. Esta situación tiene responsables directos y, como si fuera poco, nos ponen en riesgo el agua, recurso estratégico, eje de nuestra actividad y desarrollo.

Con la presión impositiva que padecemos, con el costo del dinero que nos deja afuera de toda asistencia financiera, con costos polarizados y precios de nuestros productos en pesos (especialmente la energía rural) se favoreció a concentración económica. Una concentración que está en manos de las bodegas, galpones de empaque, que pagan precios viles, sin un Estado que aplique las leyes vigentes y que impida estas posiciones dominantes.

¿Creen que podemos confiar en los controles de un Estado que abandonó a sus productores y ahora va a permitir que le saquen el agua con un rango de escasez declarada por Irrigación?

Rescatando algunas excepciones, ¿Qué ha hecho la política para recuperar a tantos productores expulsados? Lo único que se les ocurrió es hablar de ampliar la matriz productiva, pero  eliminando la que ya tienen.

Queremos informarles que la agroindustria, con sus economía regionales incluidas, es el sector que más divisas genuinas aporta al país.

Ampliar la matriz productiva es generar una política que haga más competitiva la actual, sumando al turismo y al comercio, y no poniendo en riesgo la existente.

Piensen, el mejor mineral de Mendoza es el agua.

Defendamos nuestro trabajo y el bien común. Vamos el 27 a la Legislatura provincial

Con la Bandera Argentina y con la consigna la 7722 no se toca.

Nos juntamos a los seis y media de la mañana en el cruce de San Carlos. Salimos desde este PUNTO DE ENCUENTRO junto con Alvear. En Zapata se suma Tunuyán y Tupungato, y en el cóndor se suman los productores del Este.