Después de doce años de no tener respuestas creemos que los problemas estructurales del productor mendocino son los mismos.

Qué necesitamos
Generar mayor producción de mejor calidad y para poder venderla, ser más competitivos.

Cómo lo logramos
Con herramientas que nos permitan financiar el capital de trabajo, incorporar tecnología y muy especialmente una nueva ley de contratación de trabajo, que elimine la industria del juicio e incorpore a la contratación un seguro de despido.

Para que se entienda más claro, capital de trabajo, incorporación de tecnologías, nuevos modelos de contratación de trabajadores, está en la base de la estructura. A eso le tenemos que sumar: menor presión impositiva, solucionar el tema de la energía rural, no sacando subsidios sino cambiarlo por incorporación de tecnología de riego. El productor puede pagar la ausencia de subsidio con el ahorro que le va generar la tecnología, de lo contrario dejamos muchos productores afuera.

No vamos hablar en esta agenda de otros problemas pero si los vamos a anunciar: caminos rurales, seguridad rural, transportes a los puertos cada vez más caros, y como si faltase algo los daños de la lluvia no están contemplados en la ley de emergencia provincial.

El fondo de transformación y crecimiento, única herramienta accesible al productor hoy ya no lo es. Primero, porque está desfinanciado y segundo no es un instrumento de fomento para la producción, dado que al no existir un proyecto para el productor primario, no se sabe dónde generar financiamiento.

La producción primaria de Mendoza necesita un financiamiento directo, no con las normas de Basilea sino con mecanismos que estén atados a la productividad. Esto impactará en la mano de obra y el bienestar de la población que rodea al productor. Llegó el momento que los funcionarios recorran el territorio y no que los productores y sus representantes tengan que viajar a Mendoza.

Dejamos atrás la pesadumbre del Kirchnerismo pero estamos inmersos en la poca claridad de la salida. Solicitamos a este gobierno, que lo hemos apoyado, definiciones más rápidas sobre las pautas que los productores necesitan.