La Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) es un tratado intergubernamental cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”. En octubre de 2010 el total de naciones adheridas a la Convención como Partes Contratantes era de 160, y había más de 1.900 humedales de todo el mundo que son protegidos por esta Legislación.

“Estamos manteniendo reuniones con profesionales destacados en el Derecho Ambiental. Nuestra Confederación (CRA) se está vinculando con el Dr. José Sainz, un profesional muy destacado en todo el país en legislaciones ambientales. Y en base a esto, cada Confederación va a llevar la problemática ambiental que tenga a la Mesa Nacional de CRA. Por ello, Mendoza llevará la problemática del cuidado del agua, de la minería, y otro de los temas importantes para nosotros, potenciar que la Laguna del Diamante sea un sitio RAMSA”, informó Mario Leiva.

El presidente de la Sociedad Rural detalló: “creemos que es fundamental proteger nuestros humedales de agua dulce en la zona de montaña, y para ello necesitamos la autorización del Gobernador de la provincia. También hemos conocido recientemente un estudio de la Universidad Nacional de Cuyo sobre la Reserva Laguna del Diamante, inclusive conocido por los integrantes de RAMSA, y aprobado por RAMSA. Entendemos que estamos muy cerca para que nuestras autoridades provinciales determinen perfeccionar el cuidado de la Laguna del Diamante para siempre”.

QUE ES RAMSAR

Los humedales son vitales para la supervivencia humana. Son uno de los entornos más productivos del mundo, y son cunas de diversidad biológica y fuentes de agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir. Sin embargo, un estudio tras otro demuestra que la superficie y la calidad de los humedales siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a las personas se encuentran en peligro.

La Convención de Ramsar La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, conocida como la “Convención de Ramsar”, es un tratado intergubernamental mundial que proporciona el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. Es el único tratado mundial centrado en un único ecosistema.

La misión de la Convención es » la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo».

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. El tratado se negoció en el decenio de 1960 entre países y organizaciones no gubernamentales preocupados por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales para las aves acuáticas migratorias. Se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975.

Para lograr sus objetivos, la Convención trabaja con una red mundial diversa de asociados, entre los que figuran otros organismos y convenciones mundiales, organizaciones no gubernamentales internacionales y no gubernamentales y destacadas empresas privadas, entre otros.

Pero además el Plan Estratégico de Ramsar para 2016-2024 reconoce la importancia de las asociaciones de colaboración para mejorar la aplicación de la Convención. El párrafo 42 reza así: “El uso racional de los humedales y sus recursos implicará en última instancia a una gran variedad de actores que va mucho más allá de los responsables del manejo y mantenimiento de los sitios Ramsar y otros humedales. Esto es aplicable a escala local, nacional, regional y mundial, donde se deberían reforzar las asociaciones de colaboración existentes […] y se deberían crear nuevas asociaciones de colaboración con la sociedad civil y el sector empresarial […].”

Ramsar es uno de los muchos acuerdos multilaterales sobre el medio ambiente que existen. Trabaja estrechamente con otros tratados mundiales pertinentes, tales como las otras seis convenciones relacionadas con la biodiversidad, acuerdos regionales sobre la biodiversidad y otras convenciones pertinentes tales como la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD).

La Convención también recibe apoyo para su aplicación de empresas privadas, entre las que destacan el Grupo Danone y su marca Evian así como la red de compañías aéreas Star Alliance.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) proporciona servicios administrativos a la Convención de Ramsar. La Secretaría de la Convención de Ramsar sigue los procedimientos y políticas de la UICN.