El ministro de Producción de la Nación anticipó que no es posible eliminar ni bajar las retenciones a la fruticultura. Defendió la medida como “transitoria”. Aseguró que en tres años se abrieron 170 mercados no por caída de aranceles, sino eliminando trabas fitosanitarias como para poder entrar productos.

Pregunta: ¿Cómo se sale de este crítico escenario para las economías regionales?

Respuesta: Hay que hacer una mirada más estructural. Claramente el peor escenario macro era aquel de desestabilización, de no saber hacia dónde iba el tipo de cambio y de una economía que no lograba hacer pie. El gran esfuerzo, y la fortaleza del programa, es tratar de lograr una consistencia fiscal y monetaria en el corto y mediano plazo que nos permita que la salida de esta crisis sea con bases más sólidas y sustentables de lo que han sido las recuperaciones de las últimas décadas en las crisis recurrentes que tuvimos.

P: ¿Qué implica esto?

R: Tener una macro que de señales de consistencia inter temporal, de combatir las principales causas de inestabilidad fiscal y contener los desequilibrios monetarios.

Las retenciones a las exportaciones golpean sobre el 35% del valor de la fruta que recibe el productor.

P: ¿Ve mejoras?

R: Hoy claramente Argentina tiene una solidez macro mucho mayor que años anteriores.

P: ¿Qué le diría al sector de peras y manzanas que en los últimos diez años viene declinando no solo la exportación, sino la producción y creciendo el abandono de chacras?

R: La primera vez que tuve un cargo nacional fue en 1996. Me acuerdo de que el segundo tema que me trajeron fue la crisis de las peras y las manzanas en el Alto Valle. Entre 2002 y 2003 fui secretario de Industria. De nuevo vino la crisis de las peras y las manzanas. Ahora vuelvo y me enfrento de nuevo a la crisis del sector. Estamos ante un tema estructural, tal vez agravado por la coyuntura, que la economía política no ha logrado resolver.

P: ¿Por qué no eliminan las retenciones?

R: No se puede. Es un tributo transitorio para esta emergenciaque estamos pasando.

P: ¿Y pasarlas de 4 a 3 pesos que es lo que corresponde para un sistema agroindustrial?

R: No. Esas definiciones las tiene Hacienda. Terminamos el decreto para todo el sector Pyme. Las exportaciones que se hagan por encima del promedio del año pasado, no van a tener retención. Esta medida no va a reemplazar los montos que hoy paga la actividad, pero sí va a favorecer y va a dar un envión al sector y podrán tener una proyección distinta con respecto a sus exportaciones.

P: ¿Pero las exportaciones en el Valle están cayendo?

R: Estos son los cambios sobre los que estamos trabajando.

P: ¿Qué solución proyecta?

R: Es un tema que trasciende lo meramente económico. No hemos logrado actores sociales, productivos, sindicatos, gobiernos provinciales y nacionales de distinto signo que pasaron en los últimos 25 años, ponernos de acuerdo en una mirada que dé una solución estructural. Hay una conformación de chacras de baja superficie que no tienen escala para ser competitivos, pero que, a su vez, les impide tener soluciones asociativas. Y un sector más concentrado, los exportadores que no han logrado a través de su generación de riqueza poder dar una solución más integral. Hay que atender la coyuntura, pero hay que reflexionar para lograr una solución estructural que no va a ser mágica.

P: ¿Por qué no lidera el gobierno nacional ese esfuerzo?

R: Estamos dispuestos y queremos hacerlo. Hace dos años la secretaría de Agroindustria está trabajado, hecho relevamientos, puesto a disposición instrumentos. Pero tiene que haber también voluntad de cambio de los actores…

P: ¿Qué les pide el gobierno nacional a esos actores?

R: Que conformemos una mesa donde expresemos la voluntad de cambio. Si sólo es venir y sentarse a la mesa -y no estoy penalizando la actitud- y decir “el gobierno provincial me tiene que dar esto, esto y esto” o “el gobierno nacional tiene que darme esto otro”, y los gobiernos que dicen “yo te di esto y esto”… No, no.Tenemos todos que poder salir de la mirada coyuntural y estar dispuestos a ver dónde están los principales problemas. Hay que ir a procesos de asociación con fuerte recambio tecnológico, menos mano de obra intensiva, buscar nuevas variedades y mirar lo que demanda el mundo.

P: ¿Se pueden hacer estos cambios en este contexto?

R: Todos tenemos que tener voluntad. Si no lo resolvimos en 30 años, no es solo un problema del gobernador, del secretario, del presidente de turno, del contexto. Nosotros abrimos la mesa del dialogo y ponemos todos los instrumentos a disposición. Pero tenemos que tener una respuesta del otro lado.

P: ¿Quién es el que no quiere sentarse en esa mesa?

R: Queremos que todos participen. Tiene que estar la provincia.Este espacio tiene que estar liderado por el gobernador.

Brasil, consensos y nuevos mercados para los productos argentinos

Pregunta: ¿Cómo está la relación con Brasil en el Mercosur?

Respuesta: Estamos trabajando muy bien con Brasil, cerrando la oferta Mercosur para la negociación con la Unión Europea. Tenemos un dinamismo muy fuerte. Queremos avanzar y acelerar nuestro proceso de negociación en conjunto con el Mercosur. Buscaremos las flexibilidades para acelerar los procesos de integración.

Sica reconoció el duro momento que vive la economía.

P: ¿Y la apertura de nuevos mercados?

R: El año pasado pusimos en marcha el programa Argentina Exporta. Generamos una mesa exportadora con las principales cámaras del país. Hicimos un relevamiento con todos los sectores productivos y dijimos: señores, tenemos que tener una salida exportadora. En tres años abrimos 170 mercados no bajando aranceles, sino eliminando trabas sanitarias, fitosanitarias, como para poder entrar productos. Para muchos de ellos, la oferta todavía es lenta. Tenemos un programa. No decimos: “con la macro alcanza”. La macro es la condición necesaria pero no suficiente. Tenemos un programa muy fuerte de reformas cuya velocidad dependerá del consenso político.

P: Ese programa demanda consensos políticos que no parecen viables, por lo menos en esta coyuntura…

R: Es cierto. Pero pongamos en valor que este es el primer gobierno en 100 años, no peronista y no radical, que termina un mandato. En un formato institucional hiperpresidencialista, no tenemos mayoría en ninguna de las dos cámaras. Hemos votado más de 100 leyes en los últimos tres años, muchas de ellas muy trascendentales: la ley Pyme, la de financiamiento productivo, la ley del Arrepentido, la ley de Transparencia, estamos avanzando en la ley del Conocimiento, Votamos la ley de reforma fiscal.

P: ¿Y la relación con los gobernadores?

R: Hicimos que provincias que eran deficitarias fueran superavitarias, porque es el primer gobierno que en los últimos 25 años le devuelve recursos a las provincias, que serán 600.000 millones de pesos al final del mandato. Forma parte del modelo estructural que está mejorando la competitividad de la economía. Neuquén, por ejemplo: el hecho detener el impacto de Vaca Muerta va a hacer que muchos de los aviones que están llegando con carga, para salir tienen carga vacía y le van a poder bajar los costos para poder exportar. Cambiar una economía de décadas cerrada no lleva cuatro años.

P: Este es el ministerio que más interesado debería estar bajar la tasa del 74% anual…

R: Obviamente. Hoy es el costo que pagamos por la estabilización. Pero sería tener una economía totalmente descoordinada, con un mercado cambiario que no supiera a dónde llevarnos. Con todos los instrumentos que tengamos y donde tengamos márgenes para hacerlo, estamos actuando.

Datos clave

2.500

Son los millones de pesos que anualmente la fruticultura regional transfiere a la Nación en concepto de retenciones.

8,7%

Es la retención que la caja de pera o manzana percibe (valor FOB) cada vez que se exporta.

Sólo con la macro estable no alcanza

P: Se entiende el programa financiero, ¿pero el plan económico para generar dólares genuinos? ¿Llega por derrame?

R: No hay programa económico por derrame. Si uno mira nuestro plan económico de gobierno tenemos que hay un gran componente que es la estabilización macro. Esta es una condición necesaria pero no suficiente. Necesitamos una macro estabilizada, sin eso no hay micro que sea exitosa salvo aquella que pueda tener una renta extraordinaria en forma transitoria. Sino no hay posibilidades para un desarrollo

P: ¿Y entonces como comenzamos a generar dólares?

R: Ahora viene la gran tarea que son las reformas que hay que hacer a la micro. Nosotros tenemos que mejorar la competitividad para ser una economía exportadora. ¿Cuál es el gran obstáculo que tememos que vencer? Argentina tendía a ser inestable macro económicamente con crisis recurrentes y siempre existían cuellos de botella por la escases de dólares en la cuenta corriente. Para generar dólares genuinos debemos tener una micro competitiva que debe estar acompañada por una macro estabilizada, que le permita al sector privado poder proyectarse en el tiempo.

Dato clave

145

Son los millones de toneladas que espera el gobierno para esta cosecha de granos en el país. Récord absoluto, con lluvia de dólares.

Fuente de la información: POR WALTER CURIA JAVIER LOJO para www.rionegro.com.ar