Convoca a toda la población que crea lo mismo a sumarse a las acciones que desde la semana que viene se llevarán adelante. E insta a todos los productores a defender la matriz productiva que desde siempre ha tenido la región, haciendo hincapié tanto en lo que se necesita corregir como potenciar para vivir sustentablemente en el Valle de Uco.

Comunicado de la Comisión Directiva de la Sociedad Rural del Valle de Uco

NO ES LO QUE VOTAMOS: los dos principales candidatos a gobernador de las últimas elecciones dijeron que sin consenso no se modificaba la 7722

Anabel Sagasti y Rodolfo Suarez, candidatos a gobernador de la provincia con más posibilidades, señalaron que sin consenso social, no se modificaría la Ley 7722. Pasado el hecho electoral hubo un intento de modificación a través de dos proyectos peronistas, cuyo borrador se dio a conocer un día antes de la posible votación.  Este detalle, que no es menor, muestra la actitud solapada y un método ya conocido de, quienes con dinero y tiempo, pueden realizar el lobby necesario en el ámbito de nuestra legislatura.

Ahora viene una nueva amenaza: comienza el poroteo de los votos, en una palabra el “tome y daca” para aprobar la modificación. No hemos escuchado por los medios líderes de esta provincia, la palabra de ningún legislador, sea entrante o saliente, a excepción de dos o tres que no son del tercer distrito, hablar de contaminación, realidad económica y lo que es más importante, de la falta de agua.

Nuestros dirigentes políticos tienen que entender que la palabra es Ley y quien traiciona la palabra defrauda la expectativa en el voto y eso es lo que pasó. Otro aspecto que debería tener en cuenta nuestro próximo gobernador es que la ley hay que cumplirla, y cuando hablamos de la 7722 también tenemos algo fundamental que la reafirma: el dictamen de la Corte Suprema de Justicia declaranola constitucional. Llegamos a la Corte con este Ley luego de un largo proceso de impugnaciones del sector minero hacia la misma, resultando a nuestro favor el dictamen de la Corte.

Por otro lado, queremos manifestar que nos llama la atención que voces importantes que acompañaron al sector productivo cuando se peleó por la 7722 y la reserva de la Laguna del Diamante hayan defendido bien y con sólidos argumentos la defensa del agua, y hoy se han corrido a un costado afirmando que Mendoza ha cambiado y la ley debe ser adecuada a nuestros tiempos.

Vamos a mirar la Mendoza de hace una década atrás con relación a la de hoy: es cierto, ha cambiado, estamos peor.

Hace una década atrás se habían perdido 10.000 unidades productivas en todo Mendoza, muy fuertemente en el sur mendocino. En el Valle de Uco desapareció la producción de la fruticultura y sus galpones de empaque, expulsando de la actividad económica a 1.400.000 jornales.

Una elemento más en esta foto es que el financiamiento al sector productivo primario, junto con la tecnología se fueron distanciando cada vez más en el tiempo. Y a esto le sumamos un problema estructural en la relación económica entre la industria y el sector primario, que se traduce en una expresión de la que nadie habla: EL PRECIO.

El productor primario tanto en la fruta, la uva y la hortaliza entrega su producción sin precio de referencia; no sabe cuándo lo va a cobrar y esto ha dado como resultado una concentración económica asfixiante. En toda actividad económica, el precio es el ordenador de la actividad; al sostener estas condiciones se abandonaron fincas, se cerraron galpones en Mendoza crecieron los monopolios, los carteles formadores de precios y un clase política que miró hacia un costado cuando tendría que haber sido un árbitro de esta situación.

Los productores del Valle de Uco sentimos que si la matriz política no cumple con las leyes establecidas, cómo podemos confiar que van a controlar la NO contaminación y el uso racional del agua?

Hablar de minería metalífera sustentable es una auténtica contradicción, básicamente porque los recursos naturales NO SON RENOVABLES. Si nosotros queremos generar crecimiento genuino, debemos potenciar el turismo y la industria, debemos promover la actividad del productor chico y mediano y no concentrar la actividad como se ha ocurrido en los últimos años. Están matando al mejor producto genuino de Mendoza, que es su recurso humano, es decir el productor agropecuario y su recurso estratégico, que es el agua.

Nuestros Recursos

Recurso Humano: el productor local

Todos aquellos funcionarios que viajaron por los campos de otros países habrán comprobado la versatilidad y eficiencia de nuestros productores: pueden conducir un viñedo, producir una hortaliza o manejar un monte frutal con eficiencia, pasando todas las dificultades que se le han impuesto en este abandono que han tenido en las últimas décadas.

El agua: Recurso estratégico para el productor

No se puede entender cómo cámaras territoriales ligadas a la producción, bodegas importantes vinculadas con los productores, puedan naturalizar que la solución a la eficiencia del riego la tiene que aportar una actividad industrial como es la minería metalífera a riesgo de contaminar el agua. A esta incongruencia le sumamos: la absurda argumentación que nos quieren imponer sobre un supuestop ahorro de agua que se generará porque la minería “ayudará” al productor a tecnificarse.

Actualmente, nuestros productores, aquellos que no pueden instalar el riego por goteo, han creado un riego por impulso a través de mangas y cintas que está teniendo tanta eficiencia como el riego por goteo tradicional ahorrando el costo de caños y filtros. Una acción creativa de nuestros productores, eficiente, que cuida nuestro ambiente y a la población, que se debe impulsar

Las obras y el desarrollo tecnológico del agua no pueden depender del sector minero. En un país atravesado por la corrupción y el no cumplimiento de la ley nos oponemos a la modificación de la 7722. Llamamos a nuestros productores y a la población en general a sumarse e impedir que esto ocurra.