A la par, solicitamos a los intendentes del Valle de Uco acompañen nuestro pedido.

La Sociedad Rural del Valle de Uco, específicamente productores de vid de la región, nuevamente piden el acompañamiento de la clase política para que el productor no salga desfavorecido en esta temporada.

“Prefiero el precio justo antes que el crédito”, con estas sabias palabras un productor de Altamira, San Carlos, le puso el eje a nuestro urgente pedido.

El Proyecto del Fondo Anticíclico aprobado la semana pasada por la Cámara de Diputados, (un programa plurianual de estabilización que espera la sanción de la Cámara de Senadores), en su Artículo 2º Inciso A, deja claro el destino de los fondos a utilizar y en qué caso. Es decir, tras la media sanción de esta Ley, los legisladores dejaron abierta la posibilidad de atender situaciones no descriptas en el contexto general de la Ley.

En el caso del varietal del Valle de Uco, el año pasado se pagó un precio devaluado y se establecieron plazos de cobro que superaron el año desde la entrega. Esto básicamente causó pérdida de rentabilidad. De continuar la misma situación, la mayoría de esos productores deberán abandonar su actividad.

Por esta urgencia, les solicitamos a los Senadores de nuestra provincia, arbitren los mecanismos necesarios y útiles, para que las bodegas paguen un dólar el kilo de Málbec, en un rango de 80 a 100 quintales por hectárea. Esto como piso; y a la par que el crédito que brinda el Estado sea dirigido hacia la industria. Proponemos que se reúna a las partes con carácter obligatorio para tratar el precio y el plazo de pago de la uva, y que se inscriban en el registro según Ley 9133.

Consideramos, que tanto los Legisladores como el Ejecutivo Provincial disponen de las herramientas para determinar esta regulación: esencialmente aplicando el Código Civil y Comercial. De esta manera se puede evitar la posición dominante de la industria.

A la par, les pedimos a los Intendentes del Valle de Uco que acompañen este importante pedido para la situación de los territorios. Estamos seguros que la manera de transacción que proponemos es justa, y es el mecanismo que utilizan los mercados modernos de producción e industria.

Finalmente, llamamos a los productores del Valle de Uco a acompañar este reclamo, en la próxima sesión del Senado el próximo martes. Necesitamos que la relación producción/industria sea equilibrada, con precio justo, sin posiciones amenazantes hacia el productor.